El cardenal Cañizares crea un Observatorio de la Libertad de Enseñanza en la Universidad Católica

La Universidad Católica de València (UCV), por orden del cardenal Antonio Cañizares, ha puesto en marcha un Observatorio para la Libertad de Enseñanza. El objetivo de esta entidad impulsada por el arzobispo de València es, según se explica en la presentación del mismo observatorio en la web de la universidad del arzobispado, es «dar respuesta a las numerosas situaciones de acoso, por parte de los poderes públicos, a las libertades fundamentales en general y a la libertad de enseñanza en particular».

El Arzobispado mantiene una tensa relación con el tándem de Compromís-PSPV al frente de la Conselleria de Educación, no sólo por su rechazo a la política de restricción de conciertos educativos del Consell del Botànic sino también por la orden de becas universitarias de la Generalitat que desde este curso pasado ha dejado de beneficiar a los estudiantes de las universidades privadas como la UCV. Tensión visible en los tribunales, en los que la UCV logró paralizar durante dos meses la orden de becas del curso 2016-17, y también en la calle donde las escuelas católicas y el arzobispado impulsaron el año una concentración multitudinaria contra la política de conciertos del conseller Vicent Marzà.

«Articulado como una instancia académica, consultiva y de acción directa en todo lo concerniente a la defensa de la libertad de enseñanza, los dictámenes que emita el Observatorio para la Libertad de Enseñanza en el cumplimento de sus funciones, van a estar fundamentados en la Doctrina Social de la Iglesia», se lee en la presentación.

«La libertad -añade la web del observatorio- es esencial en el sistema educativo y la libertad de enseñanza es fundamental en una sociedad democrática y plural. Libertad de enseñanza es poder escoger y son los padres los titulares del derecho fundamental, irrenunciable e inalienable a elegir para sus hijos el centro educativo cuyo ideario esté en consonancia con sus convicciones».

El observatorio subraya, que «ante las continuas injerencias de la Administración debemos ser defensores de la democracia, como ciudadanos de un estado libre y democrático, al servicio del bien común, y mediante nuestra presencia activa en la vida pública valenciana y española».

Asegura que nace «con vocación de servicio a los padres, a las asociaciones escolares, a los maestros, sindicatos, estudiantes, titulares de centros docentes, profesores de religión? pero esencial y principalmente de servicio a la verdad». «Estaremos presentes en los medios de comunicación: prensa, radio, televisión y redes sociales y ofrecemos atención personalizada en la sede de Santa Úrsula de la Universidad Católica de Valencia», concluye.

www.levante-emv.com