El PP considera que el pacto de Educación olvida a la concertada

Bretón ha calificado el pacto firmado esta mañana como «pretencioso y engañoso».

El secretario general del Partido Popular en La Rioja, Alberto Bretón, ha calificado este lunes como «pretencioso, engañoso y de propaganda» el pacto por la reconstrucción de la educación en la comunidad, que esta mañana firma la presidenta del Gobierno regional, Concha Andreu, y el consejero de Educación, Luis Cacho.

En una rueda de prensa vía ‘streming’, Bretón ha argumentado que, en este pacto, «solamente se ha negociado en la mesa de la educación pública», sin tener en cuanta «a la enseñanza concertada, que supone más del 40 por ciento del alumnado de la comunidad».

A ello ha sumado que «incluso en la mesa de la pública, ha habido dos sindicatos, CSIF y ANPE, que no lo apoyan, no por aspectos laborales, sino de seguridad sanitaria». «Y, por último, no se ha contado con las familias, porque entre los firmantes no hay representación de FAPA ni de CONCAPA», ha criticado Bretón.

Aunque ha apuntado que «aún no sabemos cuál es el contenido concreto del pacto, por lo poco que se ha dado a conocer en los medios de comunicación, nos parece que solo quiere blanquear las contradicciones del consejero», mientras que ha echado en falta «directrices claras».
Por eso, ha apuntado que «el pacto deja muchas cosas sin definir, mientras que los centros lo que están demandando son pautas claras». «A eso es a lo que debería dedicarse el consejero, y no a otras cosas», ha asegurado.

Responsabilidades de Cacho
En este sentido, ha reclamado al consejero de Educación que «dé explicaciones» y «asuma responsabilidades por haber dado datos falsos sobre las ratios en la enseñanza concertada», una educación que, como ha dicho, «está sufriendo desde el minuto 1 los ataques del Gobierno regional del PSOE y de la izquierda más radical».

«Tratan de crear divisiones, confrontación, por temas exclusivamente ideológicos, cuando, durante décadas, en La Rioja han coexistido en perfecta armonía dos modelos complementarios de enseñanza», ha afirmado el secretario general del PP que ha recordado «ya a principio de este curso, la eliminación del cheque Bachillerato».

Ahora, ha sumado a ello «la publicación, el 8 de mayo, de las nuevas ratios, y ya entonces nos temimos lo peor, y, efectivamente, seis días después, se trasladó a la comisión de la concertada la supresión de 10 líneas». «De este modo -ha resumido- se unían por un lado la subida de la ratio y, por otro, la supresión de las 10 líneas».

Con todo, para Bretón, «lo más serio es que esto se ha hecho en un momento especialmente delicado, durante un estado de alarma donde están limitados los derechos«, mientras, además, «por parte de la presidenta Andreu, se despreciaba a la Plataforma por la Libertad de Enseñanza».

Un colectivo, ha recordado, «que aglutina a 5 entidades, entre ellas, dos sindicatos; 28 centros, que representan a 12.000 familias; y a más de 1.500 educadores y personal no docente, al que Concha Andreu tachó de venir solo a molestar y confundir».

Especialmente indignado se ha mostrado Bretón con las declaraciones, la semana pasada, del consejero de Educación, «que dio informaciones falsas y manipuladas sobre las ratios en la educación concertada, para desprestigiar a esta enseñanza y confundir a la opinión pública», ante lo que la Plataforma, ha apuntado, «pidió la dimisión de Luis Cacho».

Desde el PP, ha asegurado su secretario general, «ratificamos que los poderes públicos tienen la obligación de proteger los derechos fundamentales, entre ellos, la libre elección de enseñanza y de centro«, y ha insistido en «la perfecta armonía durante décadas de pública y concertada, que, además, es totalmente igualitaria». 

Ha mostrado, además, «ante los ataques sin precedentes» a la concertada, el apoyo de la formación «a familias, centros, profesores, que sufren esta persecución por temas puramente ideológicos y nos ponemos a su disposición para defender la educación libre».

Por eso, Bretón ha exigido al Gobierno de La Rioja que «rectifique su política excluyente y dé garantías de la libre elección de educación y de centro; que haya consenso, diálogo de verdad, algo que defenderemos jurídica y políticamente, con mociones en los ayuntamientos».

Ha sumado a todo ello que, «el Gobierno, durante el estado de alarma, se abstenga de tomar medidas que afecten a los derechos fundamentales», por lo que ha reclamado que «se deje sin efecto la subida de las nuevas ratios y la supresión de líneas», algo que «supone, además, una contradicción en momentos en los que se pide otra cosa por salud».

Accede a la noticia en el periódico

Rioja2