La escuela concertada catalana se ofrece para la escolarización de menores refugiados

Barcelona. (EP).- Los representantes de la escuela concertada han puesto a disposición de la Conselleria de Ensenyament de la Generalitat sus centros para una rápida escolarización de los niños y jóvenesrefugiados procedentes de zonas de conflicto, ha informado este jueves el departamento en un comunicado.

Así se lo han hecho saber a la consellera de Ensenyament, Irene Rigau, en una reunión a la que han asistido el director general de Centros Concertados y Privados, Miquel Garcia, y la directora general de Atención a la Infancia y Comunidad Educativa, Meritxell Ruiz.

Ofrecen 700 escuelas de toda Catalunya para escolarizar a los menores refugiados, y se comprometen a facilitarles el acceso gratuito a los recursos didácticos necesarios y proveer de otros aspectos para una buena acogida coordinadamente con la administración y entidades.

Lafede.cat, formada por más de un centenar de asociaciones para la paz y el desarrollo, ha considerado que la acogida de refugiados en Europa tiene que ir acompañada de más actuaciones de apoyo a Siria y países fronterizos. Ve imprescindible que la Agencia Catalana de Cooperación y su Comitè Català d’Acció Humanitària “liberen” alguna partida presupuestaria para este tema y se coordinen con el Comité operativo creado para la acogida de refugiados.

La Creu Roja ha asegurado que ya se está preparando para atender a la población refugiada a su llegada a Catalunya, en colaboración con las administraciones públicas, entidades sociales y entidades municipalistas, ha informado la entidad humanitaria en un comunicado.

Actuará con la estrategia consensuada en la cumbre del 7 de septiembre convocada por la Generalitat para abordar la crisis y se fundamenta en dos fases: primero, se atendrá la población refugiada en grandes espacios de forma centralizada, y posteriormente, se distribuirá en diferentes municipios de Catalunya.

La Creu Roja, debido a que se prevé una estancia de larga duración, opta por buscar desde el principio viviendas para cada una de las familias refugiadas. Según la entidad humanitaria, el modelo óptimo pasaría por que a las localidades acogedoras llegasen grupos pequeños de población refugiada, de un máximo de 25 personas, para que tenga un menor impacto en el tejido social y sea más asumible, y que exista unanimidad en el pleno municipal.

La Creu Roja ha recibido desde principios de 2015 a más de 750 refugiados y solicitantes de asilo en Catalunya, una cifra superior a la que registró durante todo el año pasado, que fue de 496.

LaVanguardia.com