Proponen aumentar la ratio por aula para que sus hijos puedan estudiar en el centro elegido

eldiarioCLM_2017.06.28

Saben que son pocos pero luchan por algo muy importante: la educación de sus hijos. Más de 60 familias de Guadalajara se han visto afectadas por el actual sistema de elección del centro escolar. Consideran “injusta” la situación generada por el nuevo procedimiento de asignación de plazas que, según afirman, ha convertido el proceso en “una verdadera lotería” porque “ha hecho desaparecer la libre elección y la preferencia de las familias”, algo que, consideran, vulnera el derecho de los padres a elegir la educación que quieren para sus hijos, explica Gonzalo Nueda, uno de los padres afectados por el procedimiento de admisión de niños en el ciclo de Educación Infantil.

Por este motivo, y tras manifestarse en la capital alcarreña, representantes de estas familias han viajado hasta Toledo para entregar tanto en la Consejería de Educación como en las Cortes regionales a los grupos políticos con representación parlamentaria, un documento técnico en el que se explican los problemas generados por el sistema de asignación de centros y sus posibles soluciones. Además, también han aportado un documento con las cerca de 1.000 firmas que han logrado conseguir a través de la platorma Change.org.

“Puedes reclamar si quieres, pero esto no sirve para nada. Lo hace todo un ordenador, y el ordenador nunca falla”; “Has pedido los colegios que quiere todo el mundo, todos pedís los mismos y así no puede ser”. “No sé que obsesión tenéis todos con los colegios concertados”; “Pues si no llegas a recoger al niño del colegio y no tienes quien te ayude, contratas a una persona que te le vaya a buscar”.

Estas son algunas respuestas “literales”, que según las familias con hijos que se han quedado sin plaza en los centros docentes que habían elegido en Guadalajara, les dan desde la Consejería en Toledo o la Dirección Provincial en Guadalajara. “Mensajes lanzados por empleados públicos a los que el Gobierno regional pone a los pies de los caballos, lanzándoles a hacer de pantalla de aluvión de reclamaciones y críticas que saben, seguro, que van a recibir”, explica uno de los padres afectados.

“El nuevo proceso de admisión supone una injusticia que no considera ni respeta la preferencia de los padres sobre el colegio que quieren para sus hijos”. Y es que aseguran que antes, a igual puntuación entre niños, se aplicaba la prioridad, y después el sorteo. Algo que, según denuncia, ha cambiado al desaparecer de la normativa el criterio de prioridad ” por lo que en el momento en que un alumno no entra en el corte del primer centro elegido, dependerá de un sorteo de desempate, y no de la preferencia de sus familias”.

Por ello, las familias afectadas “suplican que tenga en cuenta su denuncia, y aseguran que si existe voluntad administrativa de amparar a las familias en esta situación, la solución es simple: aumentar la ratio por aula como se ha hecho otros años”. Una opción que, aseguran, cuenta con la conformidad de la mayoría de los colegios con exceso de solicitudes.

http://www.eldiario.es/clm